26 de julio de 2010

En pausa...

Si UD es visitante asiduo de este blog habrá notado que durante mucho tiempo logré tener un tiempo de escritura constante, a pesar del poco tiempo disponible o cualquier dificultad técnica. Esto independientemente de si lo hacía bien o mal. Sin embargo, como les comenté a algunos, la muerte de uno de mis perritos el día de la final del mundial me afectó mucho y no pude escribir una entrada más a pesar de la cantidad de temas que tenía en mente. Quizás a algunos le parezca exagerado pero la cosa es así. Para mi fue bastante duro encontrar su cuerpo inerte en medio de un matorral bajo la lluvia aún con los signos de veneno que acabó con su vida. 
Todavía no me recupero del todo y tristemente mi abuelo se puso mal el sábado pasado y ahora esta en el hospital con muy pocas esperanzas. Para que tengan una idea de la gravedad del asunto: ya se le llevó un sacerdote y se esta arreglando lo de la funeraria. Confío en Dios en que se hará su voluntad... por el momento trato de mantener la mente ocupada.
Saludos y gracias por pasar por este espacio.

8 leyeron y piden la palabra:

Elisa dijo...

Vamos Gero!! animo... Dios sabe porq razon hace las cosas...

Soy Salvadoreño dijo...

Cuanto lamento lo de tu abuelo.
Mis condolencias para contigo y tu familia.
Perder a un ser querido siempre es doloroso.

Deybi dijo...

Hola Gero.
Siento mucho lo de tu perro. Yo también me hubiese sentido igual de mal, aquello es terrible.
En cuanto a lo de tu abuelo, existen los milagros, puede ser que mejore, aunque es bueno estar preparados psicológicamente.
Un saludo.

Rafael Rodríguez dijo...

¡Ánimo, Gero!, estamos con vos.

*MaLu* dijo...

Ánimo, pronto saldrá el sol; mientras tanto, hay que poner toda nuestra confianza en la voluntad de Dios :).

Litzardo Rivas dijo...

Vamos Gero, ten paciencia y animos, la cosas pronto estaran mejor se que estas pasando por un momento muy dificil.

Saludos y un Abrazo fraterno.

Calila dijo...

Desde acá lejos te envío un abrazo grande y un beso, que si bien es difícil sentir, al menos queda la sensación que hay alguien que te desea todo lo mejor, que te envia mucha fuerza para superar estos momentos duros.

Animo!

Antonio E. Zafra dijo...

Un beso un abrazo y muchos ánimos Gero.