9 de marzo de 2009

Gero Presidente

El día de hoy hago pública mi candidatura para la presidencia de la Republica. Esto debido a la cantidad de mentiras que se ven publicados en los medios y, además, por ridiculez de ciertas propuestas.

Para el problema del transporte no propongo un metrobus, que ocupa demasiado espacio y es muy lento. Yo propongo cursos de teletransportación. Es perfecto: no contamina el medio ambiente, es económico, rápido y lo pueden hacer todos. Ya no más “hora salvadoreña”, hoy todos a tiempo. Eso implica que no habrá despidos o descuentos por llegadas tardes, además bajará el estrés, y eso, más la disminución de la contaminación, permitirá gente más saludable. Como no habrá gente en las calles, la delincuencia sufrirá un descenso drástico. Con el tiempo ahorrado se podrá educar mejor a los hijos.

Para el problema de vivienda. Si las grandes empresas constructoras, aún con casas sumamente caras, construyen cajitas de fósforo, ya no digamos cómo serán las de bajo presupuesto. Mi propuesta va más allá: champas de dos pisos. Son ecológicas, verdaderamente económicas y, aceptémoslo, unen a las familias. Aparte, que con el dinero y el espacio que nos ahorremos con lo de la teletransportación en lo de las calles, podremos construir millones de estas casas. La construcción de estas viviendas generara más empleos. Tampoco habrán ladrones, porque si la gente no tiene nada, ¿qué les van robar?

Como podrán ver, en estas dos propuestas se concentra mi plan de gobierno, y en ellas abarco todos los aspectos de interés de un gobierno: vivienda, trabajo, seguridad, medio ambiente, seguridad, transporte y salud (qué pocos son, ¿verdad?).

Si no estoy en la papeleta, me ponen, ¿ok?

*Ya hablando en serio, este domingo vamos todos a votar. Recordemos que todos somos el candidato, pues queremos que gobierne el pueblo. No entiendo cómo un tipo que, cuando se le encargó la seguridad del país y se le brindo todos los recursos posibles, no pudo hacerlo y, encima, aumento la delincuencia, convirtiendo nuestro país en uno de los peores para vivir a nivel mundial, con más de 12 asesinatos diarios.

¿Podrá ahora encarar, ya no uno, sino todos los aspectos que implica gobernar un país? La lógica indica que no. Pero no hay nada seguro. Nosotros hacemos las cosas seguras.

8 leyeron y piden la palabra:

Calila dijo...

Gero Presidente....!!!!!!!!!!!!!!!!
Yo desde aca te voto, de todos modos que sea una iniciativa para el resto de Latinoamerica.

Y si mas gente del común tuviera la posibilidad, probablemente la historia sería distinta... o no?

Saludos

[Alecita ♥] dijo...

Yo quiero ser asesora de campaña! xDDDD



El Domingo tempranito a defender el voto!

*MaLu* dijo...

yo quiero ser la de comunicaciones, ya vas a ver las campañas tan chivas que vamos a hacer :D! hahaha...esque la gente vos, o es o se hace v.v. En fin :) yo no iré temprano porque es mucho el tumulto, pero tipo 4 ya andaré democraticamente apestosa de nuevo :P!

Saludos :)!

Marcela dijo...

Me agrada el plan de gobierno que tienes, es más quiero ser parte de la fórmula presidencial :P

Y claro, luego de la entrevista las cosas quedan más claras para los que no creen en la verdad que se tiene...

Wirwin dijo...

Gero sos un copion, eso de vivir en champas ya casi lo logra arena un par de periodos mas y asi viviremos todos a excepcion de ellos claro.

jajajajajajaajajajajaaja

Birdelo dijo...

Hola Gero.

Excelente, que todos voten por tí, compi, que yo ya no puedo. Quizás también me lance por acá y seamos homólogos a ver si arreglamos un poco esto!.

Saludines ;).

Clau dijo...

El partido por la mitad se llamaría...aunque creo que esa idea es original de otro, pero qué importa, así es la campaña, no?

Mira, y no me das un Ministerio? El Ministerio de Música quiero yo...si me lo prometés desde ya, voto por tí, sino, tendremos que negociar bajo la mesa (bueno, bajo el teclado)

Gero dijo...

A todos muchas gracias. Realmente, la intención era dar a entender que todos podemos ser presidentes. Lo único que se necesita es democracia real. Algo que entre todos podemos lograr.