16 de noviembre de 2009

La vida de estudiante

Quizás han escuchado más de alguna vez la frase "la vida de estudiante es dura", ¿verdad? Cosa cierta si, pero ¿por qué? ¿qué hace que la vida de un estudiante sea dura, complicada?
Realmente es la combinación de un conjunto de elementos que hacen difícil la situación, independientemente de la carrera, la universidad o la situación particular de cada quien (familia, trabajo, casa, etc.). Aunque, aclaro, para unos es más complicada que para otros. Algunos de estos elementos son:
  • Dinero. Es la base pues de él depende el transporte, la alimentación, las benditas copias, papel, tinta para las impresiones, entre otras cosas. Conozco gente que hace verdaderos actos de magia con él: caminar grandes distancias para ahorrarse un bus, hacer dos tiempos (de comida), quedarse todo el día en la U para evitarse la "ida y el regreso", llevar panes,
  • Clases: tal vez sean un par de horas diarias, por la mañana tempranito o bien noche, entretenidas o aburridas. Igual es tiempo diario el que se invierte y a veces es casi imposible mantener la atención con tantas cosas en la cabeza.
  • Bus o transporte. Para los que viven cerca de la U esto no representa mucho problema, pero están los que tienen que agarrar más de un bus para llegar. Esto representa más peligro, más gasto, más tiempo. Tengo un amigo que pasaba más tiempo en los buses que en la U. Algunos aprovechan y duermen un poco, sólo es de buscar una persona caritativa a quien no le importe... ¡servir de almohada!
  • Desvelo. A todos nos toca alguna vez en el ciclo, aunque sea al final. Para otros es cosa normal. Todo depende de las materias y de las exigencias de las mismas. Por ejemplo desde hace algunas semanas me ha tocado dormir sólo un par de horas diarias por diversas actividades y proyectos, sin embargo, veo a estudiantes de medicina a quienes les toca peor, así que no me siento tan mal.
  • Dejar casa, familia y amigos. Nop, no es la vida religiosa. Acampás varios días en la casa de alguien y de pronto hasta se te olvida donde vivís.
  • Alimentación. Ya sea por falta de dinero o tiempo, eventualmente tenés que comer. Pupusas, Chorys, cualquier cosa te llena ese vacío.
Ahora, ¿vale la pena el sacrificio? Si, simplemente si. Conozco gente que aún con limitantes de todos tipos salen adelante: trabajando, sin dinero e, incluso, con hijos. Creo que las metas tienen mucho que ver: para algunos será sólo sacar el título, para otros sacar adelante una familia. Personalmente, mi meta es poner un granito de arena para ayudar a este país. Y hay cosas que nos animan: conozco el caso de alguien que se las vio negras para estudiar, haciendo milagros para llegar a su casa a diario pero ahora ya son todos unos profesionales. Por supuesto, los sacrificios no se acaban...

5 leyeron y piden la palabra:

Matheo Logu dijo...

Tienes razòn... pero a mi particularmente me cuesta mantener ese ritmo. Gracias por el post de verdad que me da un empujon para seguir desvelandome estudiando

*MaLu* dijo...

Ahhh sí, el desvelo es el más común, lo malo es que de una u otra forma a veces uno se acostumbra y hasta por ocio se desvela v.v, me pasó a mí y ahora que conozco la vida laboral cuesta adaptarse :(. Muy buena reflexión :P, saluditos!

Deybi dijo...

Tienes toda la razón. Has acertado mil por mil con este post, muy cierto.

Clau dijo...

y el alejarse de la familia, también aplica para los que nos tuvimos que cambiar de ciudad, a un pupilaje o casas alquiladas con compañeros, buscando la carrera que no había o la universidad que nos gustaba.

Pero, no creo que la vida del estudiante sea dura...es más duro trabajar, y para eso no hay plazo, dura el resto de la vida =S

Calderas Ferroli dijo...

esa frases la escuchas cuando estas estudiando.. pero cuando estas estudiando fue la mejor época cuando esta joven..