7 de septiembre de 2011

Mi derecho a exigir

No me considero un cliente estricto o exigente, simplemente me gusta recibir lo que se me ha prometido. Cuando esto no sucede, me considero con la obligación de "tomar acción", no quedarme callado.
Tomando lo anterior en cuenta, procedo a relatares lo que sucedió el viernes por la noche:
7:50 pm - Ya que estaba jugando la Selección decidimos con mi familia pedir una pizza.
8: 20 pm - Había pasado media hora, de acuerdo a las políticas de la empresa, recibiríamos nuestra orden gratis.
8:30 - Aún no llegaba nuestra orden. Salimos a la calle a esperar, luego hablamos. De acuerdo a la operadora, el repartidor estaba ya estaba en la zona.
8:50 pm - De nuevo hablamos, supuestamente el repartidor se había perdido; pronto llegaría, nos prometieron.
9:00 pm - De improviso tocó hacer cena, ya no esperaríamos nada más.
9:50 pm - Tocan a la puerta, es el repartidor. No fui de la opinión de recibir el pedido, pero salieron con que pobrecito el muchacho, vino hasta acá... Por cierto, él justifico que le acababan de dar el pedido. Curioso si hace una hora nos habían dicho que él "ya estaba en la zona". Dieron una orden adicional de "palitroques" por la tardanza.

Uno puede tocar varios puntos acá que ocasionan la insatisfacción del cliente: Tardanza en el servicio, mala información, contradicciones entre los empleados... Pero lo que importa es saber que como clientes tenemos obligaciones y derechos. Si cumplimos las primeras podemos exigir las segundas. El problema es que no exigimos.
Creo que del mal servicio de muchas empresas, la culpa la tenemos nosotros por permitir que sean así.
Sí fuéramos un poco mas exigentes y prefiriéramos a las empresa que prestan un mejor servicio, seguro estas tendrían que acomodarse a esta exigencia. Para el caso que les comento: considero que estaba en la libertad de no recibir el producto, pero alguien en mi casa lo hizo, permitiendo que nuestros derechos fueran atropellados.
Quizás parezca que estoy haciendo berrinche por algo tan insignificante, pero es de ponerse a pensar cuántas veces caemos en esto. No es poco, créanme.

2 leyeron y piden la palabra:

ELISA dijo...

Nooo es algo insignificante!!!! comparto tus palabras NUNCA exigimos nuestros derechos!!!!!!Por eso se nos trata mal!!!! porque nos dejamos!!!

Wendy Kitty dijo...

A mi me pasó eso con el Pollo una vez y pues no lo recibimos porque ya era 1 hora y la sucursal esta como a 10 minutos en moto y pues no creo que se tarden 40 minutos en una orden ni que día feriado que fuera, esa gente piensa que como tenemos hambre le tenemos que aguantar todo :)