30 de septiembre de 2010

Reflexión sabatina

Había una vez un pequeño elefante que fue llevado a un circo. Para que no se escapara amarraron una de sus patitas traseras con una cuerda a una estaca. Por mucho que lo intentó, el elefantito no pudo soltarse, haciéndose daño, así que se dio por vencido. Poco a poco el elefante fue creciendo hasta convertirse en un animal enorme y fuerte. Ahora tenía la suficiente capacidad para romper la cuerda que aún amarraba una de sus patas traseras; sin embargo, desde aquellos fallidos intentos de su infancia, se había hecho la idea de que era imposible...
El sábado, muy tempranito, tuve una conversación mas que interesante con cierta señorita del Twitter. Ella había pasado recientemente cierta experiencia bastante difícil. A pesar de ello, ella tomó lo positivo del asunto, lo que la haría más fuerte para futuras experiencias. Inevitablemente, me puse a pensar en mi mismo y como, desde hace mucho, no he tenido una relación seria. Es como una especie de mecanismo de autodefensa: llego al punto en que es preciso arriesgar demasiado y, como el elefantito, me quedo quieto para evitar el daño; un daño que nadie puede asegurar que suceda pero que de suceder puede servir para bien. Es más, al recordar ciertas entradas, quizás hasta me haya boicoteado a mi mismo...
En fin, estos próximo meses habrán muchos cambios, en todo los sentidos, así que 

¡Vamos ahí!

Les dejo esta canción, muy especial para mí
 

4 leyeron y piden la palabra:

Grecia Monico dijo...

Me alegra mucho leer tu pensamiento y tu reflexión!
que esos nuevos cambios sean de un bien para ti n__n
muchas veces el miedo a arriesgarnos, miedo a ser lastimados o la comodidad de "estar bien" nos impide seguir creciendo como personas..me alegra mucho que hayas tomado un rumbo nuevo para tus decisiones!
exitos y bendiciones!!!

*MaLu* dijo...

Quien no arriesga no gana, reza el dicho. Ánimo y que todo sea para bien :)

Deybi dijo...

En esas mismas estoy. Miedo del riesgo. Buu! la vida se trata de eso.

Genius dijo...

Esto es la vida, arriesgarse, caer, perder o ganar,....y cambiar...

Esa canción es verdaderamente una maravilla, no hay palabras para explicarla...

Bendiciones.