26 de abril de 2010

Lo que dicen las líneas de mi mano y sobre poderes especiales

No sé sí ya les ha pasado a ustedes que conocen a alguien y de inmediato sienten gran afinidad con esa persona, como una especie de compatibilidad instantánea. A mí me ha pasado seguido y en un 99% de los casos ha resultado certero este sentimiento. Tengo la creencia que esto se debe a cierta sensibilidad fuera de lo común que padecemos algunas personas. Es como un don, lo que me lleva a otra de mis creencias: que todos tenemos algún tipo de habilidad especial. No me refiero a superpoderes o cosas por el estilo, sino más bien a un desarrollo poco común de alguno de los sentidos o de alguna capacidad humana.
Por ejemplo, tengo una amiga que es bastante sensible aura de la gente y sabe exactamente en quien confiar y cuáles son las intenciones de las personas. Ella misma me ha leído las líneas de la mano. Debo decir que las líneas de mis manos son bastante intensas, muy bien definidas y largas. El veredicto de mi amiga fue que tendré (y de hecho tengo) una vida bastante intensa y, además, extensa. Me ha dicho también que tendré dinero (aunque a mí me gusta interpretarlo como éxito). En otro momento me han leído las líneas de la mano con similares conclusiones.
Se dice que las personas dedicas al arte poseen una gran sensibilidad, que los médicos una enorme vocación de servicio y que los ingenieros tendemos a ver las cosas desde un ángulo muy distinto al resto de personas. Escuché hace poco, aunque no recuerdo el nombre, de un tipo que podía acercarse a animales salvajes como leones y tigres sin que estos le hicieran daño. Ese era su don.
No sé que crean ustedes (aunque sí me interesa saberlo); sin embargo les voy a contar cierta historia que sucedió cuando aún estaba en el vientre de mi madre. Resulta que, por azares del destino, ella fue a la casa de, y de hecho lo conoció, el pintor Pedro Portillo. Al momento de conocerlo hubo una especie de vibración entre ellos tan fuerte que movió y, más aún, quebró una maceta de vidrio que estaba cerca. La gente cercana se quedo asustada. El pintor se quedo tranquilo y le explicó a mi madre que esto fue ocasionado porque las auras (o las vibras, no recuerdo bien) eran incompatibles.
¿Qué dicen ustedes? ¿Les ha pasado algo similar?

7 leyeron y piden la palabra:

Dafne dijo...

si!! si!! me ha pasado y me esta pasando!! estoy super de acuerdo con vos, pero justamente hoy escribia algo por el estilo, respecto a que creo firmemente en que los seres humanos estamos conectados, unos mas q otros pero al fin de cuanta conectados, y es esto lo que hace que con algunas personas tengamos esa compatibilidad casi instantanea que tu mencionas :)

Denis Ortíz dijo...

Hey amigo te recomiendo escuchar e interpretar la rola: "Flor de loto" de los Heroes del Silencio

Genius dijo...

Es curioso fíjate, ya me ha pasado eso de la compatibilidad instantanea y también de sentir una mala vibra en alguien, creo que hay personas que somos más susceptibles a la energia de los demás. Una leyenda de origen chino cuenta que...

"El texto literal viene a decir: Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper..."

Hay cosas que nuestras ciencias no alcanzan a explicar, simplemente porque no pertenecen a ese campo. Personalmente creo que todos tenemos un Don, aunque no todos aprendemos a usarlo, ni nos damos cuenta que lo tenemos.

bendiciones...

Clau dijo...

Yo siento que tengo esa facultad de ver a la gente tal como es, aunque finja o aunque no haya demostrado mucho de sí, como un compañero de trabajo nuevo por ejemplo. Ya me ha pasado varias veces que siento como las "malas vibras" de alguien a quien todos creen fantástico y después de un tiempo de conocerlo todos caen en la cuenta que dicha persona no era lo que pensaban.

Lo de la mano, como dice la abuelita, no hay que creer ni dejar de creer. A mí me la leyeron una vez y quedé muda con lo que me dijeron, que era todo de hechos pasados que la persona desconocía y le pegó a todo.¿?

Loyda dijo...

Muy interesante y estoy de acuerdo, aunque no tengo un recuerdo de que me haya sucedido. Posiblemente mi don es otro y no tanto captar la sensibilidad de otras personas. Sí, por ejemplo, he sentido esas conexiones casi instantáneas que te hacen pensar que a las personas las conocés de antes.
Buenísimo post :)

Gero dijo...

@Dafne: aunque no lo sintamos, todos nos vemos afectados por lo que le pasa a los demás. Es una lástima que muchas personas no lo vean así y lo dejan pasar así por así.

@Denis Ortíz: ok, vamos a buscarla.

@Genius: y si no nos damos cuenta que lo tenemos, ¿cómo aprender a usarlo? El conocimiento de uno mismo es un papel importante para el desarrollo, no sólo para el desarrollo personal sino de la raza humana.

@Clau: a veces pueden ser coincidencias pero, ¿puede haber tanta coincidencia? Y sí, eso de saber cómo es alguien al conocerlo es un gran don.

@Loyda: ¿es como tener presentes ciertos recuerdos de una vida pasada? Me ha pasado que gente me pregunta si me conoce o algo así y yo me quedo o_o Es probable, ¿no?

Gero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.